Préstamos y créditos. Todo lo que necesitas saber.

¿Has oído hablar de los créditos o préstamos bancarios a particulares o empresas? ¿Quieres conocer a fondo todo lo relacionado con este tema? Has llegado al sitio indicado para resolver todas tus dudas.

Los instrumentos de financiamiento son muy útiles para resolver situaciones puntuales, o para iniciar grandes inversiones. Sin embargo, puede ser arriesgado iniciar alguna negociación en base a estos instrumentos sin estar bien documentado.

Pensando en ello, hemos preparado esta guía sobre todo lo que necesitas saber antes de acudir a un préstamo o crédito. También te mostraremos el papel de la banca y sus facultades, así como las tuyas como tus responsabilidades como acreedor. Veamos:

¿Qué es un préstamo? Características de los préstamos

Al hablar de préstamo nos referimos a un mecanismo financiero done una entidad empresarial o bancaria concede una cantidad de dinero o valor a otra empresa o particular. Esto se hace con la condición de que el solicitante y prestatario devuelva el dinero en un plazo establecido.

Por lo general, a esta devolución del préstamo se le añade un monto por el interés que genera esta transacción. Es así como el prestatario deberá devolver el monto más la comisión por interés.

El pago o cancelación del préstamo puede hacerse en una sola cuota antes del plazo de vencimiento, o en cuotas paulatinas. Un préstamo tiene, en consecuencia, una duración determinada desde su solicitud y aprobación, hasta su pago final.

En caso de extenderse más de lo debido, entonces las condiciones de este podrían variar. Por lo general, los préstamos no suelen sostenerse sobre sumas de dinero demasiado altas. De la misma forma, los plazos de pago comúnmente no se extienden por tanto tiempo.

Sin embargo, existen entidades bancarias, o prestamistas que pueden conceder sumas de dinero relativamente considerables y con plazos holgados. Las formalidades que se requieren para la activación de un préstamo dependerán de la entidad financiera o empresa prestamista. Sin embargo, la documentación, y el estudio de factibilidad son factores que siempre estarán presentes.

Diferencias entre créditos y préstamos

Es posible que en algún momento hayas pensado que un crédito o un préstamo son lo mismo. Aunque están basados en los mismos preceptos, y persiguen objetivos similares, algunas características particulares los hacen diferenciarse.

Mientras que los préstamos tienen una duración específica y muy bien definida, desde su concesión, hasta el pago, en los créditos esto no sucede así.

En el caso de los créditos, la suma de dinero que la entidad prestamista otorga al solicitante, no es concedida en un único abono. Esta cantidad de dinero puede irse concediendo según el solicitante lo necesite.

Para controlar esta asignación o consumo del crédito, la entidad bancaria puede activar una tarjeta de crédito o cupón crediticio. De la misma manera que el consumo del crédito puede ser gradual, los plazos para el pago pueden ir alargándose.

Los intereses por el crédito no se calculan en base al monto total de la disponibilidad, sino en base a cada consumo que el beneficiario haya activado. Es por eso que las condiciones pueden variar entre un consumo y otro de tu cupón o tarjeta de crédito.

Entre tanto, los préstamos son mecanismos más puntuales, y con plazos de entrega y pago más rígidos. Los créditos pueden llegar a sumas de dinero más elevadas que las que se manejan en un préstamo.

Tipos de préstamos principales

Los préstamos han evolucionado y asimilado características distintas según su aplicación. Esto ha hecho que se tengan que clasificar en distintos tipos o renglones. En esta oportunidad te mostraremos los tipos de créditos más solicitados por los clientes:

Personales

Se trata de un tipo de crédito donde una entidad financiera concede a una persona o empresa, una cantidad de dinero determinada. Esta persona o empresa beneficiada deberá responder con el pago del préstamo más algún interés preestablecido.

En el préstamo personal, no hacen falta figuras de garantías como hipotecas o avales de fiadores. El prestatario responde a la deuda poniendo como garantía sus bienes y capital presentes y futuros.

Por tratarse de una relación que solo involucra a la persona y a sus bienes, es que se le coloca el nombre de préstamo personal.

Hipotecarios

Los préstamos personales tienen el mismo objetivo que los préstamos hipotecarios. La diferencia radica en que en lo préstamos hipotecarios, en acreedor debe  colocar algunos de sus bienes o letras de pago como garantía.

De esa forma, se lleva a cabo la conformación de un documento que acredita la propiedad de esos benes al banco en caso de impago. Si el beneficiario del préstamo cumple con el pago de la deuda, entonces los bienes hipotecados vuelven a ser de su libre propiedad.

Rápidos o urgentes

Se trata de un préstamo de proporciones reducidas en cuanto a cantidad y a fecha de pago. Estos préstamos también se conceden en breves periodos de tiempo, y sin tantos requisitos previos.

Por lo general sirven para resolver emergencias o situaciones muy puntuales en las que un desembolso de dinero inmediato es necesario. Como los plazos de entrega del dinero son cortos, y los requisitos son mínimos, las tasas de interés pueden ser más altas que en las de otros tipos de préstamo.

Sin nómina

Los préstamos sin nómina llevan mucha similitud con los préstamos rápidos debido a su simplicidad para conseguirlos. Además, las sumas de dinero que se consiguen con estos préstamos suelen ser bajas.

Algunas entidades financieras colocan como requisito para el otorgamiento de un préstamo, la existencia de una nómina. Si no recibes una cantidad de dinero fija procedente de tu empleo o ganancias en negocios, de todas formas puedes acceder a este tipo de préstamos.

Sin aval

Es una variante de préstamo fácil de obtener ya que no se requiere de ningún aval o garantía para que el monto solicitado sea otorgado. Sin embargo, algunas entidades financieras se reservan la decisión de concederlos según el perfil del cliente solicitante.

En términos generales, este tipo de préstamos se otorgan solo a personas o empresas reconocidas por su estabilidad y puntualidad al pagar. El historial de pagos y comportamiento financiero de una empresa puede influir en la obtención de este préstamo.

Sin intereses

Lo común es que los préstamos se otorguen en base s un interés que garantice la ganancia de la entidad financiera. De hecho, las tasas de interés son la garantía y la base para el negocio bancario.

Pero en algunos casos muy específicos puedes obtener un préstamo que no implique interés alguno. Por ejemplo, en los adelantos de nóminas, o en algunos préstamos de incentivo.

De hecho, algunos comercios electrónicos o tiendas físicas colocan préstamos sin intereses a disposición de sus clientes. Esto con la finalidad de motivar y facilitar la compra de su mercancía.

Sin papeles

En este tipo de soluciones financieras el papeleo para su activación es mínimo o nulo. Es posible que todos los requisitos sean exigidos en un formato digital, por lo que el papeleo no sea estrictamente necesario.

Los requisitos de este tipo de créditos no son numerosos, por lo que pueden ser otorgados de forma rápida. Además, estos requisitos son de fácil obtención, evitando así complicaciones para el usuario.

Con ASNEF

Es una entidad financiera de ahorro y préstamo que se ocupa de otorgar préstamos a quien lo solicite y reúna ciertos requisitos. Esta empresa española mantiene convenios con muchas corporaciones y sectores de inversión. Esto permite emitir préstamos de forma regular y a partir de un sencillo trámite.

Su reputación y antigüedad le ha permitido crear un registro de personas morosas en España. Este registro es tomado como referencia por bancos y prestamistas para comprobar la honorabilidad y puntualidad de personas y empresas.

Cómo pedir préstamos online

Una de las mejores opciones para obtener préstamos rápidos y sin papeleo es a través de Internet. Aunque no lo parezca, es posible obtener un préstamo online a través de distintas entidades financieras.

Por lo general, obtendrás sumas de dinero modestas pero que pueden resolver alguna situación puntual. Muchas empresas o particulares aprecian el ahorro de tiempo que un préstamo online le provee.

Es por ello que muchas casas prestamistas, e incluso bancos reconocidos, colocan a disposición de los usuarios formularios en línea para la solicitud de préstamos.

En general, los perfiles de los clientes, así como su historial de pago son factores que determinan la concesión o no del préstamo por Internet. En pocas horas podría tramitarse y tendrás plena disposición del dinero.

Simulador de préstamos personales

En Internet la mayoría de los bancos o empresas del sector financiero colocan simuladores de préstamos. Estas herramientas permiten a los clientes verificar las condiciones finales de su préstamo a través del tiempo.

Es posible calcular el valor de las tasas de interés según las cuotas que tienes para pagar tu préstamo. También podrás ver el monto total a pagar, y su evolución a través del tiempo.

Es una herramienta muy utilizada para determinar si es rentable para i o para tu empresa la solicitud de dicho crédito.

Gastos que tiene un préstamo personal

La concesión de un préstamo tiene tras de sí una serie de gastos que deben ser considerados al momento de realizar el trámite. Entre los gastos o aranceles relacionados con un préstamo se encuentran:

  • Comisión de apertura: Al momento de iniciarse el trámite y concesión de un préstamo, se establece un arancel de apertura. Este monto dependerá de las políticas administrativas de la entidad financiera.
  • Gastos de estudio: Son gastos que se originan tras el estudio de factibilidad de un préstamo a determinada persona. Esto implica investigar sobre sus bienes, ingresos, y solvencia con otros bancos.
  • Amortización total anticipada: Si realizas el pago total de tu deuda entes del tiempo establecido, te ahorrarás el interés restante. Sin embargo, deberás pagar una comisión o porcentaje que garantice la ganancia del prestamista.
  • Gastos de modificación: Si requieres de alguna modificación en las condiciones del préstamo, te serán sumados los gastos que esto acaree. Por lo general son gastos administrativos y de estudio de las nuevas condiciones para el préstamo.

Requisitos que piden los bancos para solicitar préstamos personales

La solicitud de préstamos personales es algo muy común por parte de particulares o empresas. Con estos préstamos se pueden resolver distintas situaciones imprevistas, o iniciar alguna inversión rentable.

Sin embargo, muchas personas desconocen con exactitud los requisitos para  acceder a un préstamo personal rápido y sencillo. Estos requisitos pueden variar de un prestamista a otro, pero existen muchos recaudos que son comunes.

En esta oportunidad te mostraremos cuáles son los requisitos que comúnmente se exigen al momento de solicitar un préstamo personal:

  • Ser mayor de edad: Es preciso haber cumplido la mayoría de edad para poder solicitar un préstamo ante cualquier organismo de financiamiento. Si no reúnes este requisito, todo el proceso será imposible de efectuarse.
  • Presentar tus documentos de identidad: Es necesario mostrar tu DNI y dejar copia de tu documento de identidad.
  • Datos personales: Te serán solicitados otros datos personales como dirección, número de contacto, correo electrónico y perfiles sociales.
  • Constancia de trabajo o ingresos: Deberás proporcionar información sobre tu ocupación, o tu forma de obtener ingresos, así como tus ganancias mensuales. 
  • Aval de otras entidades financieras: Te pedirán solvencia en otros bancos o entidades de crédito para poder admitir tu solicitud de préstamo.
  • Estado de cuenta en tus entidades bancarias: También tendrás que proporcionar información sobre tu estado de cuenta actual.

La solicitud de algún otro requisito dependerá de las políticas o directrices del banco o casa de préstamo.

Qué es ASNEF

Es un organismo de financiamiento y seguimiento de préstamos y deudas en España. Esta empresa  gestiona y tramita créditos en toda España a través de distintas entidades prestamistas o empresas reconocidas.

Además, su amplio control sobre el sector crediticio en España lo convierte en referente para comprobar la solvencia de personas y empresas. Alguna persona que se encuentre morosa con esta entidad será considerado como no merecedor de un préstamo en toda España.

Es por ello que se recomienda mantener la puntualidad y responsabilidad ente cualquier crédito o préstamo en general. De lo contrario, los prestamistas o entidades bancarias podrían incluirte en la lista negra de ASNEF.

Qué pasa si no pago un préstamo

Si no pagas un préstamo en algún banco o casa de financiamiento en España, tus bienes podrían ser confiscados. Si has accedido a un préstamo hipotecario, entonces perderás los bienes colocados como garantía.

Pero si no has hipotecado ninguna de tus pertenencias, de igual manera podrían embargarte tu sueldo o dinero en las cuentas bancarias.

Pasos que sigue el banco en caso de impago

Si no pagas tu préstamo, el banco procederá a iniciar un proceso de recuperación de deuda. Esto lo hará siguiendo este protocolo:

  • Contacto para incentivar el pago de la deuda.
  • Enumerar tus bienes o cuentas bancarias que sirvan como soporte a la deuda.
  • Contactar con otras entidades financieras para el embargo de tus cuentas.
  • Reclamo de tus bienes hipotecados.
  • Inclusión de tus datos en la lista negra de morosos de ASNEF.

Los préstamos son instrumentos financieros muy útiles que nos pueden sacar de un apuro. También permiten que nuestro negocio crezca, pero deben ser tomados con responsabilidad.